La rehabilitación está en constante innovación y en la actualidad se ha hecho acompañar de opciones tecnológicas que ofrecen múltiples beneficios para los pacientes.

 

La ingeniería biomédica es la ciencia encargada de desarrollar instrumentos diseñados con el objetivo de facilitar las actividades de la vida diaria y el desplazamiento de las personas con limitaciones cognitivas y/o motoras, algunos ejemplos de esto son:

 

  • Software para gestionar citas y expedientes clínicos
  • Electroestimuladores con scanning para determinar la intensidad necesaria para cada zona de tratamiento
  • Electro miógrafos de superficie con programación por medio de una app
  • Robots para estimulación multi sensorial
  • Sistemas de rehabilitación virtual para mejorar las capacidades motoras y cognitivas, con características que se adaptan a las necesidades de cada paciente
  • Tinas de hidroterapia con diversos accesorios como cámaras, caminadoras y flujos contra corriente
  • Prótesis robóticas con características mecánicas adaptables para mejorar la accesibilidad y el movimiento
  • Agentes físicos con opciones cada vez más avanzadas y parámetros modificables para crear tratamientos personalizados a cada paciente

 

El esfuerzo conjunto entre el conocimiento y las habilidades manuales del personal de salud y las herramientas tecnológicas tienen como resultado la facilitación del movimiento y las actividades de la vida diaria para personas con discapacidad visual, auditiva,, neurológica, neuromuscular y/ o alteraciones funcionales.

El impacto que tienen estas opciones tecnológicas en la vida de los pacientes es alto,  permiten incrementar los niveles de autonomía personal y participación social de estas personas, por lo tanto su implementación a nivel sector salud público, privado y domiciliario será primordial para cubrir las necesidades de la población y se prevé el aumento al acceso de esta tecnología en los futuros años.

 

 

MFKD Marina A. Martínez Romero

La fisioterapia domiciliaria recientemente se ha convertido en una práctica habitual en nuestra profesión. Desde que la pandemia comenzó hemos tenido que adaptarnos a la nueva normalidad y eso incluye modificar nuestras actividades profesionales.  Desafortunadamente el cierre de clínicas y consultorios fue inminente, por otro lado el temor de las personas por salir a lugares públicos  hizo que todos los servicios a domicilio se volvieran cada más solicitados.

 

En un inicio las instituciones de salud establecieron programas de tele rehabilitación para poder dar seguimiento a los pacientes de manera remota dando indicaciones de cómo realizar los programas de ejercicio terapéutico en casa a través de una pantalla, pero conforme ha pasado el tiempo y hemos podido estar más en contacto con nuestros pacientes tuvimos que habituarnos a trasladarnos a domicilio.

 

Esta nueva modalidad de trabajo ha sido de gran valor para crear una relación más estrecha con el paciente pues al estar dentro de su hogar el vínculo se vuelve más cercano pues nos permite compartir una parte de su vida muy personal.

 

De igual manera estar en el domicilio del paciente nos ha permitido percibir ciertos aspectos que son importantes para asegurar el éxito de la rehabilitación y que en circunstancias normales, es decir estando en el consultorio es difícil conocer,  por ejemplo observar  las barreras arquitectónicas que existen en su domicilio y plantearnos como adecuarlas para facilitar su desplazamiento dentro de la casa, percatarnos cómo es su rutina diaria, que actividades realiza y de que manera, cuál es su rol dentro de la casa, si cuenta con familiares que puedan ser una red de apoyo y cómo es su relación con ellos, entre muchas otras situaciones que pueden ser relevantes para tener una perspectiva global de nuestro paciente.

 

Estas son algunas recomendaciones para facilitar nuestras actividades cuando hagamos fisioterapia domiciliaria:

 

  • En definitiva contar con agentes físicos portátiles es una gran ventaja que facilita nuestra labor, las dimensiones y peso ligero de estos equipos permiten que sean de fácil transporte.
  • Contar con accesorios de mecanoterapia (pelotas, ligas, mancuernas) también son elementos necesarios para complementar el tratamiento
  • Designa una mochila o maleta en la que puedas transportar todo el material
  • Planea tus horarios, considera  el tiempo que te tomará en trasladarte hasta el domicilio del paciente.
  • Siempre es necesario llevar cubrebocas, guantes, careta o lentes para generar tranquilidad al paciente y a la vez cuidar tu salud
  • Al finalizar la sesión realiza un lavado de manos y sanitiza tu ropa antes de subir a tu transporte

 

La nueva normalidad nos reta a innovar y renovarnos constantemente.

 

MFKD Marina Martínez (Especialista de Producto FISIOLAB)

TECARTERAPIA PARA LA FISIOTERAPIA DERMATOFUNCIONAL

“Dadme el poder de crear fiebre y curaré cualquier enfermedad” La TECARTERAPIA es una técnica muy antigua que se remonta al siglo XX (460 a. C.) cuando Hipócrates dictó su célebre frase “Dadme una fiebre y yo curaré cualquier enfermedad” y  realmente así es cómo funciona este dispositivo, a través del calor profundo. Es lo… Seguir leyendo TECARTERAPIA PARA LA FISIOTERAPIA DERMATOFUNCIONAL

Principios básicos de la electroterapia

¿Qué es la electroterapia? Por definición es la aplicación de energía electromagnética al organismo (en diferentes modalidades), con el fin de producir unas reacciones biológicas y fisiológicas que tendrán como objetivo final un efecto terapéutico. ¿Quién inventó la electroterapia? Pues bien, es difícil responder a esta pregunta, ya que a lo largo de la historia,… Seguir leyendo Principios básicos de la electroterapia